Walter Piccolo, el corredor de Merlo que compite en el Iron Man

Walter Piccolo tiene 56 años, y será uno de los pocos atletas del conurbano que competirá en un importante Triatlón en Santiago del Estero.

Walter es profesor de educación física, anteriormente jugó al fútbol en Deportivo Morón, Midland, Ituzaingó y Deportivo Merlo, pero por sobre todas las cosas es conocido como “el Profe”, o “el Loco”, y se lo puede ver corriendo por las calles de Merlo, con el grupo de running que él mismo fundó hace varios años, Tri Forest, entrenando a corredores convencionales o también, como hace 4 años a corredores ciegos.

Pero, lo que tal vez pocos saben, es que Piccolo es un especialista en triatlón y en una de las carreras más difíciles y exigentes de mundo, el Iron Man. Si bien la palabra Iron Man es una marca registrada, y solo se llaman así una cierta cantidad de carreras, la disciplina es básicamente la misma y tiene las mismas características, que implican nadar, andar en bicicleta y carrera a pie.

El “Iron Santiago del Estero” se correrá el próximo 29 de Septiembre en Termas de Rio Hondo. La prueba constará de 3800 metros de nado, 180 kilómetros en bicicleta y 42 kilómetros a pie, pasando por el dique, reserva ecológica y la Villa de Rio Hondo. El Iron Man fue creado por los Marines de Estados Unidos, quienes se desafiaban con competencias que llevaban el esfuerzo físico al extremo.

“En mi caso particular, con 56 años de edad, este va a ser mi Iron Man N°22, hago una especie de mantenimiento, no hago puestas a puntos muy grandes. Además porque mis objetivos actualmente son terminar la disciplina sin estar roto, terminar lo mejor posible y disfrutar” asegura el corredor.

Con respecto a lo que debe hacer un atleta que quiera iniciarse en este tipo de carreras Piccolo indicó: “Para un triatleta que inicia, con un poco de base deportiva, yo no le daría menos de 5 años de trabajo. Lo ideal para un atleta amateur entrenado es correr un Iron Man por año y usar otras carreras de distancias menores para ponerse a punto. Un atleta como mi caso o de mayor nivel puede correr dos Iron Man por año” asevera.

“Es la primera vez que por calendario la voy a poder correr. El lugar es muy bonito, se nada en el dique, después está la reserva ecológica con unas pasarelas y una costanera muy lindas, que es donde se hace el pedestrismo, y un circuito de ciclismo que no es muy complicado, que es bastante llano”. Y con respecto al clima santiagueño aportó: “en septiembre la temperatura no es agobiante, teóricamente tendría que ser un marco de carrera bastante ideal”, subrayó.

Por último, dejó un mensaje a la gente que se entrena de manera amateur: “hay que ser un poco bohemio para estar en esto. Les recomiendo que entrenar no se les transforme en un stress, sino terminan corriendo contra el stress. Les recomiendo que hagan una actividad física, pero por sobre todo que hagan algo que les guste. Cuando vos tenés una persona que hace algo que le gusta con pasión, esa persona come bien, duerme bien, disfruta con la familia y amigos y la pasa bien” aconseja Walter.

Sin comentarios aún

Los comentarios están cerrados

SEGUINOS EN