Justicia: el pedido desesperado de dos familias

El denominador común de estos dos casos del conurbano bonaerense es la búsqueda de justicia de las familias que perdieron a dos seres queridos: Martín Sánchez, baleado en Ramos Mejía y Fernando Otranto, víctima de un accidente de tránsito en Ituzaingó.

Si bien los casos tienen causales diferentes, el pedido desesperado de justicia es lo que los une. En el caso de Martín, el joven merlense de 39 años fue víctima de un hecho delictivo: tres delincuentes intentaron secuestrarlo el miércoles pasado en Ramos Mejía y, como no pudieron hacerlo, le pegaron alrededor de diez balazos a su Volkswagen Scirocco. Tres de los tiros impactaron en Martín, quien, tres días después del violento ataque, murió como consecuencia de las graves heridas recibidas.

Fernando, de 27 años, falleció el 20 de junio pasado, junto a su amigo. Cuando circulaban a la madrugada en moto por Av. Rivadavia a la altura de Ituzaingó, un auto se cruzó al carril de enfrente a alta velocidad y los embistió, provocando sus muertes a las pocas horas.

Tanto los delincuentes que balearon a Martín, como la persona que conducía el auto que acabó con la vida de Fernando siguen en libertad. Es por esto que ambas familias piden justicia. En el caso de Fernando, el padre continúa en la búsqueda de algún testigo que pueda aportar datos de aquella madrugada en la que se produjo el choque, y solicita que si alguien vio algo se comunique con el estudio del Dr. Marcelo Biondi.

La familia y los amigos de Martín inundaron las redes sociales con imágenes y con la consiga “Justicia por Tincho”. Además, recuerdan el número de la comisaria de Lomas del Millón para todo aquel que pueda dar a conocer información relevante para la causa: 4647-0172 4647-0574.

Sin comentarios aún

Los comentarios están cerrados

SEGUINOS EN