El Síndrome de Down y el deporte: un ejemplo de superación

Tobías Gelabert es un nadador del distrito de Merlo que padece Síndrome de Down y una cardiopatía en el corazón por la que fue operado. Desde su nacimiento pasó gran parte de su vida en el agua y hoy entrena en el Club Midland.

“Desde el primer año de vida que hace este deporte porque la kinesióloga me recomendó que haga hidroterapia para estimular sus músculos. Desde ese momento no paró nunca. Hoy tiene 17 años y le encanta el agua”, expresó Liz Frattesi, madre del joven.

Par Liz recibir la noticia de la patología de Tobías fue como un baldazo de agua fría, pero manifestó que fue lo mejor que le pudo pasar en la vida: “cuando me enteré de la noticia se me vino el mundo abajo porque en el embarazo no me informaron sobre lo que él tenía, pero por algo me lo mandó Dios. Es convivir día a día e ir aprendiendo cosas durante la marcha y estoy feliz y orgullosa del hijo que tengo”.

Por su parte, su profesora Natalia Portillo declaró que Tobías es un chico muy capaz e inteligente: “Mas allá de su discapacidad, Tobi es un chico muy aplicado. Entiende todas las señas y realiza los ejercicios sin problemas”.

Para Natalia entrenar a un chico con Síndrome de Down es todo un desafió: “cuando me comentaron que Tobías iba a formar parte de mi clase, me puse contenta, es un paso grande para mí y agradezco la confianza de parte de la familia”, y agregó “sus compañeros lo integran bien al grupo, y es muy querido por todos. Entrenarlo es una situación que requiere mucho amor y mucha atención”.

Tobías es un ejemplo de superación, ya que se entrena día a día con el afán de mejorar su calidad de vida y demuestra que a pesar de tener una discapacidad, los sueños se pueden cumplir.

Sin comentarios aún

Los comentarios están cerrados

SEGUINOS EN